EL DUELO

 

 

El duelo, todos nosotros en un momento dado, hemos pasado por un duelo; una pérdida que nos ha hecho sentir como si nos faltara una parte de nosotros.  El desgarro interno que produce es un dolor profundo, irreparable y en muchas ocasiones y pensamos que nunca volveremos a sonreir, a sentir calor en el corazón. Por suerte el tiempo ayuda a ir dando pasos hacia adelante.  

En este proceso de dolor, "el duelo" es importante y necesario para que podamos resurgir, precisamente ese mismo duelo será el que pondrá un bálsamo en el alma.  Es durante este periodo cuando al expresarse el llanto, la rabia, la tristeza...va curando la herida.  Por desgracia son muchas las personas que no se permiten, por el motivo que sea, vivir el duelo, sentir el dolor, sufrir.   Vivimos en una sociedad donde todo ha de ser perfecto y debemos estar libres de sufrimiento, ya sea físico o emocional.  Esto, va en contra de la propia persona y con el tiempo acaba enfermándola.

El hecho de liberar esas emociones, incluso de compartirlas es "saludable".  Pero no siempre uno tiene la capacidad de poder hacerlo o de permitírselo, en estos casos se genera un BLOQUEO.

Este bloqueo puede llegar a enfermarnos y es aquí, durante el bloqueo donde será importantísimo ayudarse. Y en estas situaciones:  ¿Por qué con Homeopatía Clásica?. Porque la Homeopatía Clásica, puede ayudarte a liberar el bloqueo que impide que salgas de forma natural del estado de sufrimiento.  

El duelo tiene un tiempo y no son dos semanas ni un mes, ni... Pero si pasado ese periodo natural de duelo y la persona no es capaz por ella misma de hablar del tema sin romper a llorar, o simplemente no es capaz de hablar de "eso", entonces algo no está bien.  

Siempre se ha entendido el DUELO como la pérdida de un ser querido por su muerte. Actualmente son muchos quienes tienen otro concepto de esta palabra, el concepto es más amplio. Un duelo es una PÉRDIDA, una pérdida dolorosa que provoca que no puedas ser tu de nuevo; además de la muerte de un ser querido, para algunos podrá ser personas de su vida que dejan atrás porque han cambiado su domicilio (adolescentes que dejan a sus amigos en otra ciudad), o se ha roto una relación, o han perdido su negocio en el que pusieron todo, podrá ser... Cabe resaltar que en el caso de relaciones rotas en ocasiones vemos a los hijos viviendo un duelo en silencio por la pérdida de la unión familiar.

En muchos casos, estas situaciones se prolongan también por el hecho de que hay personas no quieren empezar con algo que les lleve a una dependencia, que se queden "enganchada" a unas pastillas... y quieren sobreponerse por ellas mismas, pero a pesar que hay ocasiones que eso es posible y debería ser posible, por otro lado también las hay que no pueden y viven en una constante oscuridad, esa oscuridad no le permitirá sonreir desde el corazón, ni disfrutar con el alma de aquello que las rodea.

Curiosamente uno se encuentra con personas que no quieren dejar de sufrir porque en el caso de una muerte de un ser querido, sienten en su interior que si empiezan a "vivir" es olvidar a la persona que se fue y no quieren olvidarla porque la aman y la quieren perpetuar, perpetuando así también su dolor.  Eso no lo quisiera ni tan siquiera quien se fue, porque aquel que te quiso siempre ha querido verte bien.

Afortunadamente La Homeopatía Clásica tiene herramientas para ayudar durante estos proceso, tenemos remedios importantes para pena pero no siempre es fiable darlos de forma automática, deberá ser dado el remedio en base a los signos y síntomas que presenta cada persona, habrá que ver cada caso en particular.

Es importante recordar que la Homeopatía Clásica es una terapia que no presenta efectos secundarios, tampoco produce dependencia, y son muchos los casos en los que se encuentra alivio para el alma.

Cuidando de ti,

 

Joana Mª Mercadal
Homeopatía Clásica / Sehc nº 0251
Tlf.  663 444 906

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios disponibles.

Añadir nuevo comentario