En estas situaciones nos encontramos con dos problemáticas, por una parte el ACOSADO y por otra el ACOSADOR.

El acoso es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo en el silencio, con la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

AMBOS son VICTIMAS tanto el acosado como el acosador.  

¿Por qué entendemos la situación desde la perspectiva de ambos?

En Homeopatía Clásica hablamos de que toda manifestación externa no es mas que la perturbación interna expresada al exterior. De ese mismo modo puede afecgtar a áreas externas como la piel, mucosas, etc... O bien manifestarse en otra área, la emocional/mental. Y ésta, es la más afectada en situaciones de acoso.

Estas situaciones se presentan en muchas ocasiones con una incapacidad para pedir ayuda por parte de la víctima.
Mientras que el agresor mantiene una incapacidad para canalizar correctamente sus emociones, agrediendo así a terceros (verbal o físicamente).

Dependerá de la naturaleza de cada individuo como vivan estas situaciones, lo sufrirán de formas distintas aunque las situaciones puedan ser similares. Unos lo vivirán con miedo, otros con llanto y rabia, otros con enojo e impotencia, etc...

El acoso puede vivirse en distintas etapas de la vida, a edades tempranas (escolar), como en la edad adulta (laboral, familiar, de pareja...). Cualquier situación de acoso, sea la que sea, es nefasta para el acosado.
Cada situación dependerá de las circunstancias que la rodean pero sobretodo, de la incapacidad de la propia víctima para salir de ese círculo.

Con la ayuda de la Homeopatía Clásica, individualizando cada caso, cada persona y sus circunstancias, se intenta restablecer el equilibrio interno perdido, dando una capacidad de respuesta al organismo.

Nos encontramos también que más allá de la situación de acoso vivida por la víctima "in situ", en las personas que han sufrido acoso perduran los problemas una vez este ya no existe. Ciertas situaciones, como son estos casos, dejan una especie de HUELLA impresa en la persona y que en muchas ocasiones les acompaña por años en su vida impidiendo disfrutar plenamente de la vida. 

El tema del acoso es un tema complicado y nada fácil, estas personas precisan de mucha ayuda, tiempo y cariño para curar sus heridas. En muchas ocasiones la Homeopatía Clásica puede ser una mano amiga para ayudarles en estos procesos.

Distinguimos pues, situaciones de ACOSADO, ACOSADOR y situaciones de HUELLA que perdura en el tiempo. 

Tristemente, en nuestras sociedades estas situaciones se viven con demasiada frecuencia y en muchas ocasiones a edades cada vez más tempranas.

Cuidando de ti,

 

Joana Mª Mercadal
Homeopatía Clásica/ Sehc nº 0251
Tlf. (34) 663 444 906

 

 

 

No hay comentarios disponibles.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.