Miedos, hay muchos y diferentes tipos de miedos en los niños, por ejemplo hay niños que temen a las tormentas, algunos temen a los animales, otros tienen miedo cuando están en un lugar alto y tienen que bajar (escaleras...)  incluso hay niños que se asustan al ver su propia sombra y huyen de ella sin posibilidad de que desaparezca. Estos son algunos entre otros que pueden haber.

Sobre todo el que más llama la atención son los llamados "terrores nocturnos", niños que tienen miedo a la hora de irse a la cama especialmente  por la noche, algunos entran en verdadero pánico.

Hablaremos en esta ocasión de los MIEDOS AL ACOSTARSE y los TERRORES NOCTURNOS.

En Homeopatía Clásica, como siempre, no entendemos que el MIEDO sea "lo mismo para todos", vamos a diferenciar del niño que tiene miedo cuando va a acostarse a aquel que despierta una vez ya se ha dormido, además de otras características del individuo.

Hay niños que temen ir a la cama por miedo a los FANTASMAS, miedo de encontrárselo en una esquina, detrás de.. o en cualquier lugar que su imaginación le indique...

También hay niños que están "aterrados" y no quieren quedarse solos en su habitación porque dicen que hay MONSTRUOS debajo de la cama. 

Algunas de estas situaciones se agravan si además se les apaga la luz de su dormitorio, como si ahí empezaran todos sus demonios robándoles la paz del sueño.

Otras situaciones son aquellas  que no tienen un ENTE específico al que temer pero sienten verdadero pavor en la oscuridad, la oscuridad en sí es su "ente".  Estos niños no pueden dormirse si no hay una luz encendida. Incluso hay niños que si al dormirse se les apaga la luz, despiertan repentinamente, como si hubiera un resorte interno de protección ante la oscuridad. Estos niños deben dormir toda la noche con la luz encendida, aunque sea muy tenue.

Entramos ahora en auténticos TERRORES NOCTURNOS, éstos son verdaderamente terroríficos, despiertan con tal susto que a veces calmarlo y devolverlos a la realidad es casi imposible debido a que en muchas ocasiones ellos siguen en un sueño y se tarda bastante en despertar de ese estado. Despiertan aterrados, gritando y no tienen consuelo. 

Una vez más, vemos las diferencias entre unos y otros aunque el tema sea el mismo : El Miedo.

La Homeopatía Clásica considera que no todos somos igual ni todos necesitamos lo mismo y por ese motivo, INDIVIDUALIZA cada caso.  Tenemos muy claro que cada individuo es único y eso se refleja muy bien en nuestras Materias Médicas Homeopáticas donde encontramos detalladamente todas esas diferencias, también para este tema: Miedos en niños y Terrores Nocturnos.

Cuidando de ti

Joana Mª Mercadal
Homeopatía Clásica / Sehc nº 0251
Tlf. (34)  663 444 906

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios disponibles.

Añadir nuevo comentario