NIÑOS LENTOS

 

No son pocos los niños que "son lentos" y esto preocupa en ocasiones a los padres en un mundo donde todo tiene que ser perfecto y rápido.  

Cada niño tiene su proceso y eso es cierto, pero en muchas ocasiones nos encontramos que eso, es un indicativo de que el niño necesita ayuda para equilibrar el organismo, es decir, en cierta manera hay algunas cosas que pueden necesitar ayuda y la lentitud nos lo marca como signo de ayuda; podría ser por ejemplo un niño estreñido, etc... 

El cuerpo es sabio y se expresa pidiendo ayuda, la LENTITUD en un niño,  es iun indicativo de esto.  

Algunos niños necesitan una ayuda, un estímulo para "balancear" su organismo y la Homeopatía Clásica es una buena aliada, al ser suave y estimular en la misma dirección en la que el organismo se expresa. No presenta los "temidos" efectos secundarios y es segura.

La "lentitud" en sus distintas formas:

  • niños que "TARDAN" en cerrar sus fontanelas.  
  • niños lentos para aprender a ANDAR, torpes en sus movimientos.  
  • Niños lentos en sus GESTOS, de movimiento lento, se encuentran inseguros si no es así.
  • Niños que se encuentran más cómodos en espacios donde la actividad que realizan no requiera mucho esfuerzo físico, pareciera que les cansa o incluso les asustan el movimiento rápido y continuado (esto lo aprecian ya en la guarderia).
  • Algunos niños son lentos en aprender a HABLAR.

Todos estos, son algunos ejemplos de entre otros que puedan haber. Se han incluído aquí para dar una imágen de las diferentes formas en como el organismo se expresa cuando pide ayuda de forma silenciosa.

Serán algunos de los rasgos del niño/a, pero estarán acompañados de otros a los cuales muy probablemente no se les dará importancia, porque la importancia de esos otros, solo la tiene para el Homeópata Unicista. Pero que nos ayudarán a conocer un poco más al niño/a y así llegar al remedio homeopático (un solo remedio) que está reclamando el pequeño/a.

En la mayoría de los casos es tan simple como que "CADA NIÑO TIENE SU RITMO", su ritmo en aprender a caminar, aprender a hablar, aprender, etc... Cada persona es distinta y distintos sus ritmos.  ASÍ como cada niño tiene sus otras características distintas a otros niños, su carácter, su pelo, su piel, color de ojos, su carácter... Podrán ser parecidos, pero son UNICOS. 

Cuidando de tí,

 

Joana Mª Mercadal
Homeópata Unicista / Sehc nº 0251
Contacto  (34)  663 444 906   

 

No hay comentarios disponibles.

Añadir nuevo comentario