Cansancio primaveral, astenia primaveral, debilidad primaveral... son algunos de los nombres con los que se conoce al estado que algunas personas sufren durante esta época. 

La PRIMAVERA, una etapa donde todo florece, donde toda la energía explota y parece que de repente algunas personas se quedan sin ella, se agotan. Se encuentran en un estado de auténtica: fatiga, falta de motivación, poca energía (o casi ninguna), cansancio, agotamiento y debilidad.  

Estas son las formas en que se puede presentar en ciertas personas, que se ven afectadas por la primavera de forma general y sin tener un problema concreto se sienten mal, sienten que no pueden seguir con su vida cotidiana.

Estos estados no afectan solamente en lo físico, anímicamente también se ven afectados incluso en ocasiónes se acompaña con debilidad de memoria.

Para el Homeópata no es extraño que personas puedan afectarse de esta forma por factores externos ambientales, en ciertas épocas en concreto, ya que contrariamente a lo que estamos acostumbrados en nuestra sociedad, el homeópata que trabaja la Homeopatía Clásica, entiende a la persona como un todo no divisible, que se afecta y padece fácilmente, tomando en consideración todas sus partes y todos sus estados, incluso aquellos que se repiten cada año, durante una estación en concreto.

En nuestra Materia Médica Homeopática se encuentran remedios indicados de entre los cuáles, algunos de ellos tienen un período de agravación durante esta época. 

Ante estas situaciones hay que INDIVIDUALIZAR cada caso para determinar cuál es el remedio apropiado para cada uno.  

Cuidando de ti,

 

Joana Mª Mercadal
Homeópata Unicista / Sehc  nº 0251
Tlf. (34)  663 444 906

 

 

 

No hay comentarios disponibles.

Añadir nuevo comentario